Seleccionar página

Revestimiento pétreos

Se le llaman revestimientos pétreos porque los principales materiales para crearlos son pétreos y otros, cementos, cales y yesos. Al unir algunos de estos materiales se crean pastas o macillas creando una variedad de texturizados que, como acabado final, pueden ser tratados con pinturas, protectores y selladores.

A su vez, estas masas calizas pueden ser mezcladas con aditivos, impermeabilizantes, colorantes y otros productos, logrando un acabado atractivo, una máxima resistencia al medio ambiente y una larga vida útil del acabado elegido. Con estos revestimientos se pueden crear, incluso, lechadas, estucados u hormigoneados de diferentes tipos dependiendo del acabado final deseado.

Son resistentes a la intemperie y pueden colocarse tanto en interiores como exteriores. pueden instalarse en alturas debido a su peso ligero, por lo tanto, disminuyen el peso total de la obra construida. Al mismo tiempo, no requieren de limpieza o mantenimiento.